Eva, cómplice de mis recuerdos.

images

 

Por: Jorge Luis Torres Marrero.

 

Ella está triste, permanece en el mismo lugar.  Está fuera de época y lo que otrora ofrecía para un público diverso, hoy es historia pasada.

Hace más de 10 años abandonamos a Eva, el cine de Palmira. Dejaron  de proyectarse  películas y otros materiales. Sus equipos de 35 milímetros permanecen  inservibles  como evidencia de un tiempo de bonanza para  la pantalla grande, en un pequeño pueblo como este. ¿Olvidada?, claro que no,  lo cierto es que actualmente otras tecnologías vinieron a sustituirla, es la era de la digitalización y los filmes caben en memorias flash.

Ahora  la visitan payasos, actores cómicos y proyectos  musicales noveles del territorio. Al verla acuden a mi mente la algarabía de los niños cuando anunciaban la matinée o la de  jóvenes por la presentación del  último filme cubano o de kárate. Puede parecer loco, pero era emocionante la cola para comprar  papeletas y las actuaciones de algunos por aparentar una edad que no tenían y es que siempre estaba la cartelera con el mensaje: mayores de 16.

Por estos días  entré a su sala a encontrarme  con los recuerdos y comprobé el deterioro  de sus lunetas, la pantalla y  sentí de pronto como si el abuelo Orlando me pusiera la mano en el hombro como solía hacer y me dijera: “Viste Jorgito, siempre te digo que el tiempo no perdona“, pero,¿ qué me pasa?, de pronto veo mucha gente aquí, esa es Rosa Fornés  pidiendo permuta, Julio Iglesias diciendo que La vida sigue igual y aquel es Bruce Lee con sus patadas que siempre quise imitar.

La luz se apaga,  todo ha sido un sueño y Eva sigue  ahí como testimonio de una época que para muchos  y para mí, será inolvidable. Por eso te prefiero en blanco y negro como recordación de agradables momentos infantiles o como cómplice del amor en tanda nocturna y te pido perdón, pues aunque te hemos abandonado, estarás siempre en mi corazón y en el recuerdo.

Anuncios

Acerca de mambidelsur

Soy Periodista del sistema informativo de Radio ciudad del Mar, en la provincia de Cienfuegos, Cuba.
Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s