El día en que Chávez se quedó en Cienfuegos

hugo-chavez-en-cienfuegosFue el periodismo el que me dio el privilegio de acercarme al hombre grande que es, en varias ocasiones y en su propia tierra. Pero ninguna tan memorable como en mi Cienfuegos, en su primera visita.


Bajo una lluvia intensa, llegó pasando por Ranchuelo, Cruces y Palmira, diría entonces en llamada telefónica para la estatal Venezolana de Televisión (VTV): ”un gentío en la carretera, todos los pueblos esperándome en la carretera; lloviendo y todo tuve que bajarme, aunque ando con una gripe, ¡cómo voy a pasar sin bajarme!
Era su primera vez en la Perla del Sur.
Volvió en diciembre de 2007 a realizar una de sus ideas bolivarianas: democratizar la riqueza que hace una de las naciones más privilegiadas del continente a su Venezuela, durante la IV Cumbre de Petrocaribe.
Petrocaribe trasciende un simple mecanismo de comercio de hidrocarburos”, aseguró entonces en la reunión de presidentes que aconteciera en el Hotel Jagua.
Y nos mostró en sus discurso su enorme, concepto de la Patria, desbordado los límite geográficos, ésa a cuyo pueblo enseñó a compartir con los más desposeídos del mundo.
Fue también en esta “ciudad del mar” donde inauguró el sueño realizado de reactivar un gigante dormido, la Refinería “Camilo Cienfuegos”, y donde anunciaba mayores desafíos, anhelos desde Cienfuegos para Cuba y para el mundo.
“En verdad, no estamos exagerando: Cienfuegos va a ser un verdadero polo de desarrollo industrial, de Cuba y de todo el Caribe”.
Pero más allá de los predios de la industria, trascendió su cálida presencia, recordada por siempre en la comunidad de Petrocasas, donada por él para familias necesitadas.
Fue allí donde me diera el privilegio de una exclusiva: “muy emocionado porque veníamos por el Prado, la avenida principal de Cienfuegos y había un millón de personas en la calle. ¡qué noche tan bonita, tan fresca. Nada mejor para coronar la Cumbre de Petrocaribe que venir a ver las Petrocacas.
En el portal de la casa situada en la calle Simón Bolívar, habló para mis coterráneos: “Símbolo de la integración y del sueño de Marti y de Fidel y de todos nosotros. En verdad, los felicito a todos, a los trabajadores, a las familias. Se demuestra que los milagros son posibles. Se demuestra que juntos podemos hacer lo que muchos creen es imposible. Lo haremos. Y este es uno de los grandes retos de las revoluciones: las revoluciones tienen que hacer posible lo que parece imposible. Lo estamos haciendo y lo haremos”.
“¡Venceremos!”, dijo entonces mientras ponía su mano en mi rostro con ese cariño tan suyo que tantas veces le vi demostrarle a su pueblo
Entonces levantó el puño con esa señal propia, inconfundible se victoria y el hombre que se confesó también en mi tierra hijo de Fidel, se despidió el continuador de la revolución en América Latina que es otra continente desde que él le dedicó su vida a unirla y hacer a sus países más libres.
Pero se quedó el hombre universal más allá del tiempo, más allá de mi Cienfuegos que tuvo el privilegio de acogerlo, más allá de los hombres y mujeres justos de los que Chávez sigue siendo su líder.

Escrito por: Ismary Barcia Leiva, periodista del canal Perla Visión, Cienfuegos, Cuba.

Anuncios

Acerca de mambidelsur

Soy Periodista del sistema informativo de Radio ciudad del Mar, en la provincia de Cienfuegos, Cuba.
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s