La heroicidad tiene nombre de mujer.

Haydée Santamaría

Jorge Luis Torres Marrero

Crónica a una de las Heroínas del Moncada.

Se marchó temprano aquella muchacha provinciana. A pesar de la época que le tocó vivir supo sortear obstáculos, no importaron Batista ni sus secuaces, porque junto a sus compañeros planeó acciones revolucionarias para concluir el sueño martiano de patria para todos.

Capaz de soportar las torturas más crueles, incluso a sus seres queridos: la respuesta fue resistir. El sufrimiento le dio más fuerzas para seguir en la lucha. Haydée Santamaría es nombre sublime porque protagonizó hechos sublimes.

Guardó para sí la fecha exacta de su nacimiento, prefería decir que nació el último día del año, tal vez por ingenio o será, que como mujer al fin, deseaba despistar sobre su verdadera edad.

De vocación altruista, quiso primero ser maestra y después se decidió por la enfermería: sabia elección que la situó en el escenario del Moncada.

Una vez el movimiento le pide que traiga desde La Habana armas para Santiago de Cuba escondidas en maletas. Al subir al tren un soldado de la tiranía comenzó a coquetear con ella, enseguida hizo lo mismo con tal de no ser descubierta. El sicario le cargó el equipaje y en jarana le dijo: Cualquiera pensaría que lleva aquí armas y ella muerta de miedo se justificó diciendo que eran libros porque se acababa de graduar el la capital. Sintió alivio cuando llegó a su destino y vio que sus amigos y hermano la esperaban en la estación y no le quedó más remedio que presentarles al insidioso soldado. Se cuenta que después la fastidiaban diciéndole a su novio Boris Luis Santa Coloma que ella coqueteaba con un esbirro.

Haydée caminó muchas veces por el borde del precipicio, pero continuó la lucha hasta el mismo triunfo de la Revolución. Terminaron los hostigamientos, torturas donde perdieron la vida miles de compatriotas y ella dos amores.

Una vida como la suya pletórica de bondad y sacrificio merece recordación eterna, la censura es injusta a la decisión de poner fin a su vida, como escribió la poetisa Fina García:” Pónganle a la suicida una hoja de laurel en la sien…” y es que la heroicidad tiene nombre de mujer.

Anuncios

Acerca de mambidelsur

Soy Periodista del sistema informativo de Radio ciudad del Mar, en la provincia de Cienfuegos, Cuba.
Esta entrada fue publicada en periodismo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s